Italiano
 
Español
 
 

Células madre adultas, autológicas en la artrosis


La artrosis es una enfermedad degenerativa o traumática de una articulación. Pueden estar afectadas todas las estructuras articulares, tales como cartílagos, huesos, las membranas sinoviales, meniscos, ligamentos y la musculatura. Esto origina desde una alteración hasta la pérdida de la función articular. La artrosis se desarrolló de una disonancia entre la carga y la capacidad de carga de la articulación. En las artrosis primarias existe una mala calidad del tejido cartilaginoso, cuya causa se desconoce. Las artrosis secundarias pueden originarse por trastornos metabólicos, enfermedades neurógenas y reumáticas, cargas erróneas, trauma (lesiones deportivas), inflamaciones o por la edad.

La terapia de la artrosis depende del grado de la destrucción cartilaginosa degenerativa o traumática y puede llevarse a cabo „no quirúrgicamente“ con fisioterapia, por tratamiento ortético, terapia medicamentosa, terapia con inyecciones locales, radiosinoviortesis o, quirúrgicamente, mediante artroscopia hasta la sustitución de la articulación por una artificial. Los intentos de estimular la regeneración del cartílago con los métodos más diversos, causaron la inducción de una producción cartilaginosa principalmente fibrosa, pero no restablecieron un cartílago articular hialino funcionalmente intacto.  Ante esta situación, surgen conceptos de tratamiento completamente nuevos de curar los daños de los cartílagos articulares por el transplante de células autológicas. 

Además del transplante autológico de condrocitos (ACT), se ofrece la aplicación de células madre mesénquimales para el Tissue Engineering de huesos, cartílagos y tejido blando. Las células madre adultas se destacan por una excelente capacidad de proliferación y buena capacidad de diferenciación. La aplicación clínico-terapéutica de células madre adultas en la ortopedia es nueva y su éxito depende de muchos factores (grado y tipo de la enfermedad, estado general del paciente, calidad de las células obtenidas, etc.). Se sigue investigando actualmente qué es lo que distingue una célula madre respecto a sus propiedades terapéuticas, cómo funciona su capacidad de diferenciación para transformarse en otro tejido y cómo funcionan sus capacidades reparativas y regenerativas. 

 

Ejemplo de un caso de una terapia con células madre adultas en la artrosis de la rodilla

Imágenes: TRM de una rodilla con defecto cartilaginoso y edema, antes (izquierda) y después (derecha) de la terapia con células madre 

Ejemplo de una gonartrosis medial grado 2-3 con osteoedema. El paciente sufrió más de año y medio de dolores permanentes y tomó diariamente analgésicos. Antes de enfermar, el paciente fue un tenista activo. Ya no pudo practicar el deporte durante un año y medio antes del tratamiento.

Aproximadamente 5 semanas después de la terapia con células madre adultas, autológicas, el paciente careció de dolores, 6 semanas después del tratamiento hizo los primeros intentos de jugar al tenis con un vendaje. Poco a poco dejó de tomar medicamentos, ya 5 semanas después de la terapia con células madre no fue necesaria medicación permanente alguna. 3 meses después del tratamiento, el paciente pudo forzar la rodilla y practicar el deporte.

 

Hay diferentes tipos de cartílagos

Distinguimos dos tipos de cartílagos, el fibrocartílago y el cartílago hialino (contiene agua) tan importante para las articulaciones y discos intervertebrales. Sólo el cartílago hialino con contenido de agua de una construcción complicada, está en condiciones de adoptar una función amortiguadora en la articulación y de resistir las altas cargas. El fibrocartílago no se apropia para eso. 

Un ejemplo de que las células madre adultas, autológicas, están en condiciones de formar nuevos cartílagos hialinos o de regenerarlos, muestran las siguientes imágenes Kernspin de núcleos de discos intervertebrales secos y alterados degenerativamente. Con la ayuda del procedimiento endoscópico de abrasión, se logró estimular la cura de los núcleos de los discos mediante las células madre adultas depositadas en la médula ósea de los cuerpos vertebrales vecinos. 

3 meses después de la intervención en la TRM se pueden ver claramente las estructuras cartilaginosas hialinas (un nuevo núcleo del disco – Neonukleus).

(Fuente: M.John, T.Hoogland et al: Die perkutane, transforaminale, endoskopische Diskusabrasion: Eine neue interventionelle Therapie zur Regeneration schmerzhaft degenerativer lumbaler Bandscheiben, 2007).

 

Caso 1 / Imágenes de TMR pre- y postoperatorias:

Las imágenes preoperatorias muestran el disco intervertebral afectado claramente oscuro principalmente con fibrocartílago degenerativo. 3 meses después se ve en el disco un nuevo núcleo discal de cartílago hialino con contenido de agua.  

 

 

Caso 2 / Imágenes de TMR pre- y postoperatorias:

En el caso 2 se ve preoperatoriamente también un disco intervertebral seco L4-5, compuesto sólo de fibrocartílago degenerativo. Debido a este, su función está muy limitada. La imagen RM 3 meses después, muestra un nuevo núcleo del disco intervertebral con cartílago hialino (con contenido de agua).